domingo, 25 de julio de 2010

La natación de aguas abiertas.

La natación de aguas abiertas revela el talante de un verdadero atleta que puede avanzar contrarrestando lo fortuito y venciendo su propio miedo con valor y voluntad. Una de las mejores recomendaciones para desarrollar un estilo en aguas abiertas es nadar siempre en condiciones naturales y si es posible, adversas. Es decir, si todo el proceso de entrenamiento puede hacer en aguas abiertas y no en piscinas de agua tratada, hará que el nadador pueda entrenarse en el mismo medio donde competirá. Es una sugerencia acertada porque son muchos que se entrenan en piletas olímpicas y no son capaces de resolver las circunstancias imprevistas, típicas del nado an aguas abiertas. Existen escuelas de natación que han creado una piscina de diez metros de longitud que produce corriente y oleaje. Aquí, el nadador, va contra una corriente que puede ser regulada para agregarle a su entrenamiento un grado de dificultad máximo, incluso, le son colocadas pesas en sus tobillos, cintura y manos para forzarlo a nadar en condiciones extremas y estimular también el entrenamiento y aguante mental contra el cansancio y el dolor físico.




La natación, sin duda, es el deporte más completo porque para poder desarrollarlo es necesario poner en funcionamiento todos los músculos del cuerpo. El nadador obtiene muchos beneficios de esta práctica, entre los que se destacan: expansión dela caja toráxica y por ende mayor capacidad para acumular aire producto de la dilatación pulmonar y abdominal, aumento en la elasticidad de la columna, brazos, hombros, cuello y piernas, fortalecimiento del corazón debido a que este órgano vital irriga mayor cantidad de sangre a los músculos en general porque lee que el cuerpo hace un esfuerzo igual como que si se corriera un maratón sin percatarse que el peso que está moviéndose en mucho menor en el agua; es así como este deporte es muy beneficioso para aquellas personas con afecciones cardíacas.



Como todo no es un lecho de rosas, la natación trae consigo algunas enfermedades, a saber: micosis cutánea, otitis, amigdalitis, laringitis, faringitis, hongos en la piel, irritación ocular, problemas con el esmalte dental producido por un descontrol en el ph del agua, decoloración del cabello, caspa, catarro y rara vez, inflación cervical y lumbago. Normalmente la natación es recomendada para mejorar la escoliosis y cualquier afección de columna vertebral.

6 comentarios:

  1. Esto es como la vida misma compañero "una de cal y una de arena" Verdad? ó como el famoso Yinyan, dentro de lo bueno también hay algo malo y dentro de lo malo también hay algo bueno,pues igual es el deporte,la natación etc...lo importante es tener suerte también verdad?
    Por cierto yo también me quedo por aquí con tu permiso ok, en mi sitio tienes tu casa amigo, bienvenido al mio.

    ResponderEliminar
  2. "Entrenas como compites y Compites tal como entrenas"...una verdad como un templó, si en un tri se nada en aguas abiertas me pregunto yo que porque nos llevamos horas y horas entrenando en una piscina???...tal vez por el fria de las aguas tal vez, creo yo que lo mejor es alternar ambos bajo mi punto de vista. Hay que ver lo que me hacen reflexionar tus entradas en david. Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  3. Nada, podemos con todo y con mucho mas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ma ha gustado mucho el apunte de esta entrada,un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  5. Mis saludos desde Peru, x aqui nadando x el Pacifico buen articulo

    ResponderEliminar