viernes, 3 de mayo de 2013

Cuidado y reparación bici fibra carbono


Como es habitual el conocimiento y la tecnología hacen que todo sea mejorable.


Cuidado y reparación bici fibra carbono. Parte I


Cuidado y reparación bici fibra carbono. Parte I
En este artículo nuestros compañeros de ropa-ciclismo van a tratar un material exótico hasta hace muy poco tiempo, de uso casi exclusivo en la fórmula uno, aeronáutica, viajes espaciales y alta tecnología.
Este es a la fibra de carbono y su uso en diferentes aplicaciones relacionadas con el ciclismo, su cuidado y las reparaciones de los componentes elaborados con este material.
Cuidado y reparación bici fibra carbono
Los cuadros de bicicleta y los materiales elaborados con este tipo de fibra plástica fueron una vez productos elitistas para uso profesional. Posterior mente se fue abriendo paso en el mercado de aficionados de clase pudiente, hasta convertirse hoy en día en un producto “económico”.
Con el paso del tiempo su uso ha ido haciéndose más común y económico, lo que ha permitido que se haya convertido en todo un referente a la hora de comprarnos una bicicleta.
Con la mejora de las técnicas de fabricación y el ajuste del ratio oferta-demanda, han hecho que hoy en día domine el mercado de las bicicletas de carretera, mientras que cada vez más común en bicicletas de montaña.
Hecho de un tejido de filamentos de carbono establecidos dentro de una resina epoxi muy dura. La fibra de carbono es un material muy ligero y resistente que se pueden fabricar en formas muy aerodinámicas, y como material de estructura es bastante rígido, por lo que es ideal para las rápidas bicicletas de carretera.
Cuidado y reparación bici fibra carbono
Ha habido preocupación en los últimos años sobre su pobre resistencia de la fibra de carbono frente a impactos.<
Sin embargo, las mejoras en el tejido, en la resina epoxi, y la capacidad de los diseñadores para añadir resistencia extra en las áreas del cuadro donde más se necesita, significa que ahora se pueden construir utilizar para la modalidad de descensos (Down Hill), donde se diseñan unidades muy resistentes a los impactos.
Sin embargo, algunos cuadros pueden ser susceptible a sufrir daños cuando sufren un fuerte golpe o una fuerte torsión debida a una caída.
Si decides realizar la compra de una bicicleta de fibra de carbono, es importante saber lo que se puede o no hacer con él.
Como punto de partida es importante que definamos cuales desperfectos pueden ser reparados o tenemos que tomar la decisión de sustituir totalmente el elemento dañado (generalmente haremos referencia al cuadro, por ser el componente más caro y susceptible de sufrir daño).
Salvando las distancias
Las bicicletas construrídas en fibra de carbono, teóricamente pueden durar toda la vida. Un bloque monocasco es prácticamente indestructible, por lo que se utiliza comúnmente en la construcción de estructuras que deben sufrir grandes esfuerzos y a la vez deben tener un bajo peso.
Sin embargo el material puede sufrir fatiga, y la velocidad a la que lo hace depende de varios factores, incluyendo su particular diseño estructural, el espesor de la pared del tubo, qué tipo de estructura hacemos y el cuidado que les damos.
Road Racer Ben Douglas afirma que un cuadro de bicicleta con dos años de vida y un promedio entre 20-25.00 Km al años, habrá perdido parte de su resistencia en parte debido a la fatiga de la resina epoxi.
Esto es especialmente aplicable para bicicletas de ruta.
Manténgalo limpio
Debido a la reputación de la fibra de carbono en relación a su fragilidad frente a impacto, los ciclistas suelen asumir que es un material delicado, por lo que se cuidan mucho de limpiar sus bicicletas con productos de limpieza agresivos.
Sin embargo, a diferencia del acero o de aluminio, la fibra de carbono es un material relativamente inerte y no susceptible a la corrosión o al daño por las sales, y es poco probable que se vea afectado por cualquiera de los productos de limpieza de los utilizados usualmente.
Sin embargo, las bicicletas no son construidas enteramente a partir de fibra de carbono. Como el material no puede ser moldeado para hacer hilos, esto significa que las partes como el soporte inferior (pedalier) debe contener metal, normalmente aluminio. Por esta razón los ciclistas deben evitar los productos de limpieza que contienen disolventes fuertes que puedan oxidar o corroer metales o pintura.
Fuente:Triatletas en Red.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada