viernes, 2 de diciembre de 2011

La diferencia de unas gafas de sol polarizadas


Con unas gafas de sol polarizadas, no sólo mejorará la calidad de tu visión, sino que ayudarás a que la salud de tu vista se mantenga en perfectas condiciones

Llega el verano y muchos de nosotros deberemos adquirir unas nuevas gafas de sol. Y en este momento surgen las dudas: ¿Deben ser gafas de sol polarizadas? ¿Cuál es exactamente la diferencia respecto a las que no lo son? Si nunca las ha utilizado, aquí damos algunas razones básicas del por qué recomendamos su utilización.
¿Qué significa "gafas de sol polarizadas"?
Los cristales de las gafas de sol polarizadas tienen un tratamiento específico que les permite convertir ondas electromagnéticas polarizadas a partir de ondas no polarizadas. La polarización afecta a la reflexión de la luz, su absorción, dispersión y birrefringencia.

Mujer de pie de atleta completo en la pista Foto de archivo - 5475988¿Cómo afectan estas particularidades a la calidad de mi visión?
Sus características implican que con ellas tendremos muchos menos reflejos y las imágenes serán mucho más claras y definidas. Esto es fundamental, puesto que son múltiples las actividades en las que necesitamos de la máxima calidad de visión, como puede ser el deporte o la conducción de vehículos.
¿Cómo influye en mi salud ocular?
La percepción de una imagen clara y bien definida hará que deba forzar menos la vista para una correcta visión. Esto, sin duda, no sólo aumentará notablemente su confort en cualquier situación, sino que ayudará a prevenir la aparición de patologías futuras por esta razón.
Tampoco podemos olvidar el hecho de que con unas gafas de sol polarizadas tendremos la garantía de disponer de unas gafas de excelente calidad en todos los aspectos, incluido, cómo no, el 100% de protección contra los rayos solares UVA y UVB. No hay que olvidar que unas gafas de sol de mala calidad, basadas solamente en el tono oscuro del cristal, no solamente no aportan beneficio alguno, sino que utilizándolas correremos riesgo de provocar graves lesiones oculares ante una exposición excesiva a la luz solar.
Confíe en su centro óptico
Su centro óptico habitual le ofrecerá la solución idónea para adquirir sus gafas de sol polarizadas, ya sean graduadas o no. Allí también tendrá la oportunidad de comprobar "in situ" la diferencia entre unas gafas de sol polarizadas y aquellas que no lo son, pues en la mayoría de ópticas disponen de imágenes donde podrá apreciar la diferencia fácilmente. Nosotros podemos expresarlo por escrito, pero en este caso, es muy cierto que "una imagen vale más que mil palabras". Compruebe la calidad de visión con unas gafas de sol polarizadas y desde ese momento, se disipará cualquier duda.
Fuente:Utilidad.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada