lunes, 18 de junio de 2012

El ”descalentamiento"



Muchas veces los atletas nos olvidamos de la parte final del entrenamiento o competición: la fase de enfriamiento. A menudo, en cuanto acabamos la carrera o las series, nos olvidamos de enfriar y nos vamos hacia la ducha. Craso error…
Reconozcámoslo: muchos de nosotros no descalentamos, no sólo a nivel de carrera (trote), si no incluso a la hora de estirar.
Veamos cuál es la forma correcta de enfriar o “descalentar”:
1) Finaliza tu entrenamiento con un rodaje muy, muy suave, de 5 ó 10 minutos. Más ya no tiene sentido, se trata de “descalentar”, de baja pulsaciones, no de “machacarse”.
2) Estira unos minutos, pero con ejercicios muy suaves. Con la fatiga muscular, el riesgo de roturas es alto, ya que la fibra está más “desgastada”.
3) Si tienes ocasión, un baño de “frío” es ideal para relajar la zona muscular. Si puedes meter las piernas en un tanque de agua fría, o en la playa o en ua río, a la vez que te sientas y charlas con un compañero, sería ideal.
4)Come en cuanto acabes de entrenar. El cuerpo asimila mejor los alimentos si los ingerimos poco después de haber realizado el esfuerzo. Se siente más “ávido” de alimentos y los “aprovecha” más.
Tanto al calentar como al descalentar, realiza la carrera contínua de un modo siempre suave. Más de 20 minutos de calentamiento, y más de 15 de descalentameinto, no tiene demasido sentido, a no ser que haga mucho frío y debáis calentar bien.
Estira suavemente antes de calentar y después de enfríar. Y, ante todo, cuando calientes, no lo hagas a un ritmo muy rápido, porqué se trata de calentar y de predisponer a la musculatura para el esfuerzo, no de competir. Correr deprisa en cuanto suene el pistoletazo de salida, antes no.
Fuente: www.runners.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada