sábado, 4 de agosto de 2012

Consejos sobre como respirar al correr.






La respiración profunda

Cuando respiramos normalmente solemos usar no más de un tercio de nuestra capacidad pulmonar. Aprender a respirar profundamente, de modo tal que los pulmones se expandan al llenarse de aire, presionen el diafragma hacia abajo y expandan el abdomen ayuda a incorporar una mayor cantidad de oxígeno que será vital a la hora de correr. Esto nos evitará sentir mareos y náusea por falta de oxigenación adecuada. Algunos de los pasos que se pueden tomar para incorporar la respiración profunda y aumentar la capacidad pulmonar es entrenar la zona del torso con ejercicios de yoga y pilates que nos permitan respirar desde el diafragma.



Respirar al ritmo de los pasos

Mantener un ritmo respiratorio que se adecúe a la velocidad del correr es un buen modo de mantenerte bien oxigenado. Si corres a un ritmo tranquilo, inhala durante 3 o 4 pasos y exhala en igual cantidad de pasos. Si corres más intensamente, tu ritmo respiratorio será más rápido para ser acorde a la energía utilizada: una inhalación cada dos pasos y una exhalación en igual cantidad de pasos. Ten en cuenta este consejo: si te cuesta hacer coordinar la respiración a tus pasos significa que estás corriendo demasiado rápido. Disminuye la velocidad: el ritmo es fundamental al correr para mantener un nivel óptimo de oxigenación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada