lunes, 18 de marzo de 2013

Diferentes tipos de asiento para bicicleta


Elegir un buen asiento para bicicleta es fundamental para la práctica de este deporte, puesto que en él es donde descansa el peso de nuestro cuerpo.

Estudios ginecológicos y científicos han llegado a relacionar el tiempo de permanencia en el sillín de la bicicleta con patologías diversas tanto en hombres como en mujeres. En caso de personas que, por ejemplo, utilizan la bicicleta para ir a trabajar, se pueden sufrir ciertas molestias en la zona perineal. En estos casos la selección de un buen asiento para bicicleta cobra gran importancia. Es cuestión de tiempo al manillar.
Acolchado
Los expertos indican que, al igual que en una silla, una superficie plana y con cierta rigidez es más cómoda que una blanda y evita las incómodas rozaduras del acolchado. Además, un excesivo acolchado entorpece el pedaleo, puesto que empeora el equilibrio en el sillín. Un asiento para bicicleta urbana debe ser acolchado de gel. Éste da mejores resultados que los tradicionales de espuma. En cuanto a la superficie de la base, para este tipo de bicicletas es mejor una base ancha que una estrecha porque favorece la oxigenación de los genitales.
Amortiguación y forma
  • Otro factor importante de los sillines es la amortiguación. Se pueden encontrar asientos para bicicleta de muelles o de elastómeros flexibles. Estos son los encargados de absorber las irregularidades de la superficie por donde vamos pedaleando, dando mejores resultados hoy en día los sillines con elastómeros a los de muelles.
  • El asiento para bicicleta convencional es aquel con pico. Una de las razones de su implantación fue que facilitaba el equilibrio mejorando el dominio de la bicicleta, aunque este factor no ha sido una realidad demostrada. Por otro lado la utilidad del pico del sillín viene determinada por la inclinación con la que se coge el manillar de la bicicleta. Para inclinaciones muy "agachadas" inferiores a 40 grados resultará de utilidad; sin embargo, para inclinaciones superiores a 60 grados más "sentadas" será indiferente.
  • Generalizando, se puede decir que lo importante es evitar presiones sobre los genitales y la distribución del peso del cuerpo sobre la mayor superficie posible. La forma del asiento para bicicleta debe adaptarse al uso que se le vaya a dar, teniendo en cuenta si la bicicleta es de paseo o de carreras, por ejemplo, en lo que a la posición del cuerpo sobre la misma se refiere, o si se utiliza mucho o poco. En relación a los materiales, el que se ha demostrado recientemente que produce menor presión sobre los genitales es el gel. No obstante, es recomendable probar el sillín durante unos días antes de decidir que es el más adecuado para nuestra bicicleta.
  • Fuente Utilidad.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada