sábado, 27 de julio de 2013

Fatiga Neuromuscular tras haber corrido un Maraton



Sin lugar a dudas en los últimos tiempos hemos asistido a un importantísimo incremento de corredores populares que participan en numerosas pruebas del calendario nacional e internacional. El maratón se ha convertido en la prueba estrella y objetivo de muchos de estos corredores. Algunos, incluso se atreven con varios maratones a lo largo del año. Una de las cuestiones mas recurrentes entre los corredores populares suele ser la del tiempo necesario para recuperar del esfuerzo que supone hacer frente a la distancia.

Un artículo publicado en el New York Times sobre el tiempo que se necesita para recuperarse de un Maratón, destaca que los maratones suponen un estres para diferentes sistemas de nuestro cuerpo, y cada uno de ellos se recupera de diferente manera (los depósitos de glucógeno, dolor muscular, fatiga mental etc.)
Se podría decir que nadie sabe realmente cuanto tiempo se necesita aunque muchos estudios han apuntado que nuestro cuerpo volvería a su máxima capacidad aproximadamente en una semana.

Lo curioso es que a pesar de estos descubrimientos, nadie aconsejaría correr otro maratón a tope una semana o incluso un mes más tarde. Cualquiera que haya corrido un maratón sabe intuitivamente que estos estudios no muestran la "historia completa". Una posibilidad podría ser el papel de la mente como dice Tim Noakes, Dr. de fisiología en la Universidad de Cape Town, Sudafrica.

El Dr. Noakes se apoya en la experiencia de grandes corredores que le transmiten que hay un gran componente psicológico en la recuperación. Muchos maratonianos de elite corren una o dos maratones al año. Tras un maratón se necesitan según el Dr. Noakes posiblemente por lo menos unos seis meses en recuperar completamente.

Hay que añadir otro posible componente: La fatiga Neuromuscular. Cuando decidimos contraer los músculos de las piernas, nuestro cerebro manda una señal que viaja a través de la medula espinal y alcanza el músculo, donde las fibras musculares se contraen en respuesta a esa señal. No hay duda que correr un maratón, especialmente en un terreno sinuoso, daña algunas de las fibras musculares. Esto es lo que produce ese dolor en los días posteriores. Pero incluso después de ese periodo de dolor, lo normal es que no estemos en nuestro máximo nivel de fuerza cuando intentemos contraer nuestros músculos , esto es debido a que la señal de nuestro cerebro se ve interrumpida en algún lugar antes de que llegue al musculo. A esto lo llamamos fatiga neuromuscular.

Un estudio danés de 2007 investigó las características musculares y neuromusculares de ocho maratonianos tras un maratón (promedio de marcas de 2:34:40). Al cabo de 5 días, la máxima contracción muscular voluntaria era todavía menor comparándola con los valores pre-maratón y ello nos lleva a pesar que las propiedades contráctiles del músculo en sí, habían vuelto a sus valores normales, sugiriendo que la pérdida de fuerza era de origen neuromuscular.

Otro estudio publicado el año pasado investigó a once finishers de una ultratrail (carrera de montaña) de 100 millas. A los 16 días después de la prueba, la mayoría de los valores musculares habían vuelto a la normalidad menos un par de ellos ("fibras potenciadas" y "potenciación") que permanecían aun por debajo de su estado normal.

Como conclusión podríamos decir que una semana después de haber corrido un maratón, a pesar de sentirnos recuperados, en nuestro cuerpo pueden permanecer todavía otros efectos, especialmente si hemos corrido a una intensidad máxima. No sabemos con exactitud cuáles son estos factores pero si tuviéramos una hipotética herramienta para medir la máxima capacidad de todos los valores fisiológicos podríamos apostar que seriamos capaces de encontrar algunos indicadores de fatiga a las dos semanas de haber corrido un maratón a nuestra máxima intensidad

Fuente: Biolaster, 2012neuromuscular-fatigue-after-a-marathon

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada