domingo, 27 de febrero de 2011

El ritmo perfecto.

Optimiza tu conexión piernas-pulmones-cerebro




Dependiendo de la distancia o de la dureza de la prueba, un runner puede "pinchar" en distintos sentidos: puede que lsa cuestas le revienten a uno las piernas o que el infernal ritmo de la competición haga que el corazón y los pulmones quemen como un demonio. Pero hay un punto genial, el equilibrio natural en el que uno puede darlo todo en el límite perfecto para seguir corriendo sin sobrecargar cualquiera de estos factores.

Aquellos entrenamientos puramente aeróbicos que cargan las tintas en las largas distancias son perfectos para trabajar la dureza de las piernas. Los anaeróbicos de ritmos fuertes son una maravilla para fortalecer pulmones antes de que las piernas nos pidan parar.

ALCANZA EL RITMO IDÓNEO

Tiempo

Corre 25 minutos a un ritmo confortable pero duro, lo que equivale a apretar un poquito (unos 15 segundos menos por kilómetros del ritmo que llevarías en una competición de 10 km... ó 23 segundos menos si fuese una carrera de 5 km).

Más piernas

1.4 ó 5 series de 1.500 metros a ritmo de competición de 10 km, recuperando entre 3:30 y 4 minutos.
2.12 km a ritmo fuerte de maratón.
3.1h30 de rodaje o más el fin de semana.
Corazón y pulmones



1.6 x 800 metros a ritmo de carrera de 3.000 metros, recuperando 2:30 entre cada serie.

2.8 ó 10 x 400 metros a ritmo de un mil, recuperando 90 segundos.

3.16 x 200 metros un poco más fuerte que el anterior, recuperando 1 minuto tras cada serie.


Fuente: Revista "Runner's World", Diciembre 2005, Número.46

2 comentarios:

  1. OK. Tomo nota de cara al próximo reto,gracias

    ResponderEliminar
  2. Buenos entrenos campeon,ahora toca ponerlos en practica.

    ResponderEliminar