jueves, 30 de agosto de 2012


Mala Digestión afecta tu entrenamiento!

¿Quién no ha tenido un mal rato entrenando o en una carrera por culpa de una mala digestión? Los problemas digestivos pueden aparecer en cualquier momento. Te mostramos 10 consejos para que nada falle en tu mejor carrera… ¡Y mucho menos el estómago!
·         Nunca pruebes nada nuevo antes de una competición. Es una regla de oro.
·         No te fíes de lo que te diga tu mejor amigo. Puede que a tu amigo del alma algún alimento le sienta mal, pero si a ti te sienta bien, ¿por qué dejarlo?
·         Lleva un diario. Apunta durante un mes lo que comes cada día y a qué hora, y también escribe sobre tus entrenamientos, el tiempo que has hecho, las sensaciones y especialmente si has tenido problemas digestivos. En menos de un mes te habrás dado cuenta de cuáles son los alimentos que te sientan mal.

·         Investiga por tu cuenta con los alimentos. Aprende, lee, escucha... Hazte experto en nutrición y empieza a experimentar con tu cuerpo.
·         Respeta la regla de las 3 horas. Siempre que vayas a correr intenta dejar un tiempo prudencial para hacer la digestión.
·     Sigue un horario para comidas. Muchos problemas digestivos se arreglan cuando se sigue una rutina y se toman 5 comidas al día, siempre a la misma hora.
·   Evita tanto el hambre como el exceso en la mesa. Comer lo justo con moderación es una sana costumbre para evitar problemas digestivos.
·   Come poco y cena temprano, si quieres llegar a anciano. Procura cenar ligero (verdura cocida, ensalada, yogur o fruta) dos horas antes de irte a la cama para que haya tiempo suficiente para hacer la digestión.
·   Bebe con moderación. Algunas personas beben tal cantidad de agua y líquidos que acaban provocándose un problema digestivo.
·    Hay personas que tienen problemas digestivos cuando empiezan una alimentación más sana o natural rica en frutas, verduras, legumbres, frutos secos, semillas y cereales integrales. Al no estar acostumbradas a comer alimentos ricos en fibra, pueden experimentar gases, hinchazón, diarreas e incluso estreñimiento al cambiar la dieta. Si tu dieta es pobre en fibra, intenta introducir estos alimentos lentamente, probando un tipo diferente cada semana y bebiendo agua suficiente para que la fibra pueda actuar adecuadamente en el organismo. Una de las dudas más comunes en las personas corredoras es si deben dejar de beber leche, especialmente antes de las competiciones.
     
     La leche tiene una mala fama como alimento indigesto y que puede provocar problemas digestivos en competición, pero esto no es cierto. Los detractores de la leche dicen que los adultos perdemos la enzima lactasa encargada de degradar la lactosa o azúcar de la leche, por eso la leche y lácteos como quesos y helados son alimentos que suelen dar problemas digestivos. Muchos corredores prefieren evitar la leche y sustituirla por leche de soja, arroz o almendra (que no contienen lactosa). El problema de estas leches es que el calcio no se digiere bien al ser de origen vegetal y no aportan una proteína de alta calidad como la leche. Si tienes problemas con la leche prueba a tomar yogur y leches enriquecidas con bacterias; en estos lácteos la lactosa está parcialmente digerida por las bacterias saludables tipo acidofilus, termofilus y lactobacilus, por eso se digieren mejor y además tienen la ventaja de que mejoran la flora intestinal y favorecen la digestión.

Fuente: Runner.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada