viernes, 28 de septiembre de 2012

Aumenta el músculo en tus piernas.



¿De quién es la responsabilidad de que tus piernas empiecen a ganar en volumen? ¿Qué es lo que hace que los filetes de tu madre se conviertan en cuádriceps potentes? ¿Por qué tus piernas se fortalecen a raíz de esos rodajes largos?

Entre otras cosas por la famosa y controvertida hormona del crecimiento, HGH para "los amigos". Tu cuerpo la genera de forma natural, sin embargo hay una serie de estímulos y consejos que conviene que conozcas para que se sintetice en mayor cantidad.
Antes de entrenar. No debes tomar grasas en la hora previa al ejercicio. Toma 2 gramos de glutamina entre una hora y hora y media antes.
Entrenando. Lo recomendable son tres sesiones
por semana y que en cada una haya unos 10 minutos de trabajo por encima del umbral anaeróbico, con cambios de ritmo, sprints, cuestas… Descansa el triple de tiempo de lo que dure la fase de carga
Mantén tu cuerpo hidratado y nutrido durante el ejercicio, tomando de 150 a 200 ml de agua o solución isotónica cada 15 minutos.
Después de entrenar. Evita los azúcares simples en las dos horas posteriores a tu sesión, pero toma unos 20 a 25 g de proteína de fácil asimilación (batido, barrita, carne magra…)

Con estos consejos tu cuerpo generará la máxima cantidad posible de hormona del crecimiento, aunque el factor que más influye es el del entrenamiento, sin sesiones intensas no hay apenas sobrecarga muscular y no se produce una reacción de aumento ni de mejora.

Runners.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada