miércoles, 6 de febrero de 2013

EL CONTROL DE LA ANSIEDAD EN EL DEPORTE





En diferentes situaciones de la práctica deportiva y sobre todo en competencia es normal experimentar estados emocionales displacenteros, incertidumbre, estrés, temor, nerviosismo, enojo, entre otros estados psicofísicos que surgen cuando el ser humano advierte alguna situación como amenazante. La ansiedad es el término que puede involucrar todas estas manifestaciones que dentro el desempeño deportivo pueden provocar desconcentración hasta llegar a la desesperación, perjudicando notablemente el rendimiento.
Considerando que la ansiedad es una respuesta automática ante el riesgo percibido, real o no, esta es vital para la supervivencia y por ello origina la reacción de “huida o lucha”, cuyo objetivo último es el de proteger el organismo, sin embargo si esta se prolonga sin control desencadena una serie de síntomas que por sus características pueden determinar si la ansiedad es mas de tipo cognitiva o somática.
Sintomatología de la ansiedad en sus peculiaridades.
Cognitivos
Somáticos
Insomnio
Cefaleas
Culpabilidad
Sequedad bucal
Distorsión Visual
Mareos, náuseas
Desconcentración
Tensión Muscular
Ausencia de control
Micción frecuente
Auto hablado negativo
Aumento de sudoración
Dificultad en la toma de decisiones
Malestares gastrointestinales
Agresividad a si mismo o el oponente
Aumento de la frecuencia cardiaca
Sensación de incapacidad, hacer trampa
Aumento de la frecuencia respiratoria


La ansiedad al poseer componentes tanto físicos como psicológicos requerirá formas de control en similares canales. Es entendible que las estrategias propuestas deben estar incluidas dentro del plan de preparación del deportista de manera que puedan ser de utilidad oportuna en los momentos necesarios y no pretender improvisar en instantes previos a la competencia.
En la regulación de los síntomas de la ansiedad somática proponemos las siguientes opciones:
La respiración, el mecanismo natural de control.
Adoptar una postura activa, erguida, de fortaleza.
Actividades distractoras o de esparcimiento.
Técnicas o métodos de relajación.
Técnicas de autocontrol o autorregulación.Ahora bien los seres humanos enfrentados a la “ansiedad cognitiva” poseen más complicaciones en su control que cualquier otra especie viva. El tipo de creencia o percepción que se tenga de una determinada situación determinará el mayor o menor grado de ansiedad. El grado de impacto frecuentemente está ligado a experiencias pasadas, es decir formas de respuesta aprendidas o condicionadas y por lo tanto pueden ser desaprendidas o controladas si se han desarrollado los recursos necesarios. En este aspecto las herramientas son más numerosas y variadas dependiendo del tipo corriente psicológica. Lo cierto es que la improvisación no será la mejor opción, lo que no se trabajó en los entrenamientos difícilmente saldrá en las competencia.
Pero pese a todas la aseveraciones sobre la importancia de la preparación mental esta continua recibiendo en las planificaciones de entrenamiento deportivo un 5% de tiempo para su trabajo en la gran mayoría de entrenadores y como esta es la realidad es necesario adaptarse a estas circunstancias y proponer alternativas ante estas eventualidades.
Recomendaciones de último momento:
Enfocarse en el estado deseado, en el estado ideal de rendimiento. Descarte las palabras o pensamientos de tipo negativo y utilice verbalizaciones en positivo, céntrese en sus fortalezas en sus creencias de poder, en palabras de determinación y valor.
Concientizar el disparador de ansiedad y las modalidades perceptivas en las que se presenta (imagen, sensación, palabras, sonidos, etc.) de manera que sepa que recursos utilizar para disuadirlos, si surge la imagen de una caída anterior recuerde una imagen suya en la que se levantó y se superó, recuérdela con claridad con intensidad con la mayor cantidad de detalles posibles.
Tener un plan de eventualidad para las posibles situaciones de ansiedad, este preparado para lo peor, con la expectativa de que logrará lo mejor.
Disociarse de la situación experimentada, y apreciarla desde la perspectiva de una tercera persona, en otros contextos, rompa la cadena asociativa en negativo… que pasaría si usted fuera 10 años mayor”? o si usted fuera un extraterrestre?, sea creativo
Reduzca al mínimo los pormenores de la competencia, el trabajo esta hecho y en los momentos previos es saludable estar concentrado conservando la atención en lo practico y pensamientos de seguridad, una preocupación obsesiva de los detalles puede llegar a ser irritante.La ansiedad es parte de la competencia, hacer que su presencia sea de utilidad dependerá de ti mismo, mientras sepas a donde quieres llegar, sabrás que es posible, que tienes con que y lo mejor depende ti.
Psi. Cl. Franklin Ramon
Psicologo Deportivo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada