domingo, 28 de abril de 2013

¿Tienes fuerza suficiente para correr por montaña?





Manifestaciones de fuerza hay muchas, fundamentalmente el corredor de montaña necesita fuerza resistencia pero te has puesto a pensar alguna vez si trabajas tu fuerza analíticamente los beneficios que puedes conseguir y las transferencias que pueden existir a tu forma de correr por montaña. Por lo tanto cuando se nos pregunta qué debe hacer un corredor respecto a su fuerza siempre recomendamos ralizar unas semanas de adaptación al trabajo de fuerza, seguidas de unas de ganancia y por último la conversión a fuerza resistencia de larga duración.



Desde que nosotros conocemos estos beneficios tratamos de dar a todos nuestros atletas esta nueva arma para que sus lesiones disminuyan y su rendimiento aumente. Cualquiera de ellos os puede expresar que las típicas lesiones y molestias que tenían ya no les afectan por igual. Os dirán que han ganado en confianza en los descensos, os dirán que se encuentran con potencia para las subidas, os dirán que ante un mal paso reaccionan rápidamente, os dirán que recuperan mucho mejor tras una carrera o un entrenamiento exigente. Yo además sé que gracias al entrenamiento de fuerza su musculatura soporta las inclemencias de nuestro deporte y sus estructuras articulares/óseas se resienten mucho menos, su eficiencia aumenta considerablemente y a partir de cierto kilometraje es el trabajo de fuerza el que les permite continuar con garantías.



En la actualidad todos los gimnasios tienen equipamientos a la altura de cualquier centro de alto rendimiento y personal cualificado para atender vuestras necesidades así que solamente os falta motivación para invertir 2 días a la semana durante 12 semanas y os daréis cuenta del enorme salto de calidad que dais.

Es facilmente comprensible que si hacéis un aumento de fuerza vuestro nivel mejorará ya que lo único que habrá cambiado es que vuestro máximo está por encima y si para vosotros correr significaba aguantar fuerzas del 25%-40% de vuestra fuerza máxima pues ahora este porcentaje será menor y eso se traduce en eficiencia.

Esperamos que os sean de utilidad estos consejos y que incorporéis el entrenamiento de fuerza a vuestras rutinas de entrenamiento.

Salud y km!

Fuente:http://mallorcatrail.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada