viernes, 20 de septiembre de 2013

CUANDO SE SUBE EL GEMELO


CUANDO SE SUBE EL GEMELO 

En muchas ocasiones, durante un partido, hemos visto que a un futbolista o en un corredor que se le "sube el gemelo". Esta situación produce una alarma en el deportista ya que no siempre va asociada a un mal estado de forma, puede ocurrir que el trabajo específico de ese grupo en particular no es capaz de seguir las exigencias del trabajo físico general... ¿por qué? 

Las causas son muy diversas ya que pueden ir desde los cuidados que le hayamos dado al cuerpo en las horas previas a la competición, o al estado del terreno, el calzado... hasta causas genéticas.

¿Qué es?

El calambre muscular es una contracción tetánica (involuntaria) y dolorosa en la que el músculo no "regresa" a su posición normal. Además de producirse durante el juego puede ocurrir mientras dormimos. Lo "bueno" es que con un buen tratamiento y no forzando cuando se produce puede hacernos entrenar el día siguiente.

¿Por qué se produce?

La fisiología nos muestra que hay deportistas más predispuestos genéticamente que otros a que esta lesión aparezca aunque hay otros elementos exclusivamente deportivos como la técnica de carrera que pueden aumentar su riesgo de aparición (deportistas que corren excesivamente de punteras y/o con las punteras abiertas implicando a este grupo muscular con mayor protagonismo en el trabajo).
Otro factor es la superficie de juego, los terrenos excesivamente blandos aumentan la acción flexo extensora del tobillo y eso también multiplica el trabajo del gemelo.

Y todo ello porque el músculo se "sube" cuando se agota y ello se debe principalmente por una pérdida excesiva de agua y sales minerales (sodio, magnesio y potasio).
Otro elemento, menos habitual, que debes tener en cuenta es evitar los vendajes muy comprensivos, espinilleras muy apretadas, medias pequeñas... que impidan la correcta vascularización y riego muscular.

¿Qué hacer si se produce?

Todos sabemos que una vez que los gemelos se suben es un síntoma y parece difícil que podamos continuar en el partido, pero estirar y beber a pequeños sorbos (mejor bebidas isotónicas) son las soluciones inmediatas que debemos intentar.

Y ¿cómo evitarlo?

Hay una serie de factores que son vitales para evitar, o al menos minimizar, la aparición de esta lesión (además del cuidado de medias, etc. como vimos antes).

Es importante tomar bebidas isotónicas antes, durante y después del ejercicio. En el descanso debéis tomar un plátano o antes del partido (o cualquier complejo rico en iones e hidratación).

No dejar de hidratarse en pequeñas dosis durante el juego
Realizad con regularidad ejercicios de estiramiento (todo el partido) y un buen calentamiento.

Y tres aspectos son claves para que un músculo pueda enfrentarse lleno de depósitos a una competición que deben regular las horas días previos: descanso, hidratación y alimentación.

(Fuente: Club de Fútbol Blog)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada