jueves, 13 de noviembre de 2014

Algunos tipos de solución a los pinchazos en Bici Montaña o Ruta








Una reseña importante del blog  En la Montaña.
Cuando uno sale con la bici, sobre todo cuando se va a hacer un poco el cabra por caminos y senderos en mal estado, es relativamente frecuente el sufrir algún pinchazo de vez en cuando. Para ello suelo llevar una cajita con parches, disolución y lija, junto con los correspondientes desmontadores para desmontar la cubierta y poder arreglar el pinchazo.

Nunca llevo una cámara de repuesto porque llevo todo en el maillot y me abultaría más de la cuenta y además se va cogiendo una cierta soltura en arreglar pinchazos y en pocos minutos estás rodando de nuevo.


Como trucos para arreglarlos rápido yo suelo sacar la recámara sin desmontar la rueda de la bici, con lo que aunque ésta esté "abrazada" a la horquilla, normalmente se puede arreglar bien el pinchazo. Luego lijar, dar disolución y el truco es dejar secar bien ésta antes de aplicar el parche. Haciéndolo así, con escasos minutos de presión sobre el parche ya colocado se puede volver a introducir la recámara dentro de la cubierta, hinchar y salir andando de nuevo. Como no hemos sacado la rueda de la bici, además del ahorro del tiempo del desmontado y montado nos ahorramos los posibles problemas de desajustes y roces en los frenos que a veces surgen.


Pero hace unas semanas se ve que sufí un pinchazo y transitando por una zona un poco salvaje muy a media ladera, al ir la rueda floja de presión se ve que el neumático se deformó demasiado lateralmente y la recámara sufrió un pellizco. Total que el agujero del pinchazo era un poco más grande de lo normal y eso ya no lo sujetaba fácilmente un parche y menos en pocos minutos. Me tocó llamar a mi paciente mujer y hacer una caminata hasta la carretera más cercana donde había quedado con ella para que me recogiera, cual despojo.


Sí, ya se que si hubiera llevado cámara de recambio la hubiera cambiado y listo; es una experiencia a tener en cuenta. La verdad es que hasta ahora había "podido" con todos los pinchazos... hasta que me derrotó éste. Pero, a lo que voy, eso me hizo reflexionar sobre buscar posibles soluciones que al menos redujeran la frecuencia de sufrirlos y/o reducir la magnitud de los mismos. Así que me puse a informarme un poco sobre el tema.


Las posibilidades que vi son las siguientes:



Montar neumáticos "tubeless": solución con muchos defensores, aunque también con muchos detractores. Implica una inversión inicial, ya que para hacerlo bien habría que adquirir unas llantas y unas cubiertas adecuadas, y una cierta inversión periódica, ya que necesita un mantenimiento de líquidos. Según tengo entendido, también suponen un cierto aumento de peso de la rueda. La gente que lo ha puesto suele estar contenta. El sistema se basa en el sellado automático de los pinchazos por el líquido que lleva la cubierta en su interior (las ruedas en este caso no llevan recámara). Pero esta solución, teniendo que cambiar las llantas y cubiertas que las tenía en buen estado y viendo que existían detractores, no me acababa de convencer.


Usar recámaras con líquido sellante en su interior: También se puede comprar el líquido suelto e introducirlo, pero no creo que valga la pena por las pegas que tiene hacerlo así (hay que desmontar el obús de la válvula y además corres el riesgo de que se seque líquido durante toda la operación). Hace muchos años usé un líquido sellante y seguí pinchando, así que mi experiencia en este sentido no era muy positiva, pero exploré esta opción entendiendo que habían tenido que evolucionar bastante esta técnica, pues la gente que las usa en su mayor parte está contenta. El sistema, como uno se puede imaginar, se basa en en sellado automático del pinchazo de la recámara por el liquido, el cual se seca rápidamente al salir al exterior. Hay incluso ingeniosos diseños que mejoran todavía más la capacidad antipichazos, como el que presenta Michelín en su producto "Protek Max":



El precio de este tipo de cámaras suele rondar los 10 € o menos, por lo que su precio no es un problema. Sin embargo, este sistema también tiene sus pegas. Por un lado incrementan el peso de la rueda, por la presencia del líquido, y por otro lado no son 100% infalibles contra los pinchazos y si pinchas cuando abras la cubierta para arreglarlo te vas a encontrar todo pringado de la sustancia verde pegajosa. Nada más imaginarme esta última situación el sistema perdió bastante interés por mi parte.


Usar bandas antipinchazos: se colocan entre la cubierta y la cámara, protegiendo a esta última de los objetos que puedan atravesar la primera. Aquí me encontré con variedad de productos y variedad de opiniones, pero esas opiniones iban muy relacionadas con el producto concreto. Como las opiniones eran muy mayoritariamente negativas o positivas dependiendo del producto de que se tratase, deduje que el asunto consistía en escoger bien el producto. Vi que en principio era una solución limpia, cómoda y con una inversión modesta, así que si encontraba el producto adecuado, en principio ésta es la solución que más me atraía.


Por último, y casi más como curiosidad que como otra cosa, nombraré los parches autoadhesivos. No es que se trate de un sistema antipinchazos, pero la publicidad te lo pinta que es más o menos como pegar una pegatina y salir corriendo de nuevo.



Parches autoadhesivos

Por lo que he podido saber de todas las experiencias ajenas que he podido ir recopilando, estos parches autoadhesivos puede considerarse una solución de emergencia que te sirve para llegar al destino, pero que con el tiempo pronto se despegan y no tienen nada que ver con un parche tradicional aplicado con disolución en el que al colocarlo se produce un proceso de vulcanizado, fundiéndose el parche con la cámara en una unión muy resistente.


Está claro que la solución por la que he apostado es la de las bandas antipinchazos. Vamos a verlas.



Bandas antipinchazos


La imaginación al poder... He visto mucha gente que recurría a productos artesanales y caseros, como colocar la recámara vieja o incluso un cinturón de seguridad de coche como banda antipinchazos. Los resultados obtenidos son también muy variopintos: gente contenta con los resultados, gente a la que no le ha resultado tan efectivo, e incluso gente que se ha llevado alguna sorpresa desagradable en forma de reventón. Aquí podéis experimentar los que queráis y todo lo que queráis, pero yo no me he ha parecido procedente o no me he atrevido a probar nada de eso y me voy a centrar en los productos comerciales que están específicamente concebidos para esta función.


Las primeras que vi son de un material como plástico; en concreto de las marcas Velox y Zéfal. Pero viendo las opiniones de la gente enseguida vi que en casi todos los casos el descontento es total y que estas bandas lo que hacían es que en pocos kilómetros acababan rajando la cámara. Podéis comprobarlo por ejemplo en las opiniones sobre el producto en la página web de Decathlon.



Esto me desanimó en primera instancia con respecto a esta solución antipinchazos, pero pronto descubriría que había otros dos productos que no presentan dicho problema:


Las bandas antipinchazos de Geax, más flexibles que las anteriores, fabricadas en kevlar.





Las bandas antipinchazos de Fundax, también muy flexibles, fabricadas en una piel especial y tratadas con titanio



Viendo opiniones y experiencias y habiendo tenido ambas en mis manos, las diferencias que a efectos prácticos se aprecian son las siguientes:
Las de Geax son algo más ligeras frente a las de Fundax
Para lo bueno o para lo malo, las de Geax, con tacto de goma, se notan algo más rígidas que las de Fundax, con tacto de cuero vuelto.
Las Geax son más estrechas que las Fundax (unos 5 cm frente a 7 cm) con lo que estas últimas consiguen también protección por los flancos y son menos sensibles a una mala colocación.
En las Fundax no he encontrado ninguna queja de que haya pinchado nadie, en las Geax sin embargo sí que he detectado algún caso.
Los precios de ambas se puede decir que son similares, aunque en el caso de Geax me he encontrado importantes variaciones de precio dependiendo del comercio.
Las Geax son mucho más fáciles de encontrar en comercios físicos, aunque las Fundax se pueden pedir facilmente por internet a la propia casa o a algunos comercios con venta por internet.
Las Geax se venden por parejas. Las Fundax se venden sueltas, por unidades.
Un detalle para el que le resulte de interés: Fundax es una marca española
Podéis visitar las páginas web de los fabricantes de ambas para ver los detalles, muy interesantes en agún caso:http://www.geax.com/ y http://www.fundax.es/


Yo me decanté por las Fundax :-)


Las tienes en 26 pulgadas, 29 pulgadas y 26 pulgadas en ancho especial (9 cm si no recuerdo mal) para los casos de neumáticos anchos de enduro.



En su web podéis ver un video de su montaje. Os pongo el enlace al vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=NN5VXjv6jaQ.


En el vídeo se puede ver el montaje de la banda tal y como son actualmente, como una tira en la que se solapan los extremos al montarla, frente a un anillo cerrado que era como estaban diseñadas en su versión anterior. El diseño se cambió para que se adaptaran mejor geométricamente a cualquier cubierta.

Pero os añado un segundo vídeo porque, aunque usan la versión antigua de banda en forma de anillo cerrado, me parece mejor (y es como yo lo he hecho en mi caso) cómo hacen el montaje sacando totalmente la cubierta de la llanta, ya que así se asegura uno mejor de que la banda quede perfectamente posicionada:







Como anécdota, cuando fui a comprarlas solo les quedaba una en la tienda, con lo cual inicialmente solo pude montar banda en la rueda de atrás, y en la salida en bici que hice a continuación solo con banda en la rueda de atrás, pinché... en la rueda delantera por supuesto. No veas qué rabia me dio el que no tuvieran en la tienda una segunda banda en su momento.


En cuanto a las sensaciones al usarlas, hay gente que dice que esos gramillos extra en la rueda mejoran algo la estabilidad, pero yo creo que es un cambio tan insignificante en los pesos que no debe apreciarse ningún cambio en las sensaciones más allá de lo que pueda ser psicológico. Desde luego yo no noto nada claramente constatable.


Otras medidas para mejorar la protección contra pinchazos


Hay otras medidas adicionales que pueden usarse, en combinación o no con los sistemas anteriormente descritos, para reducir más el riesgo de pinchazo:


Usa una presión adecuada en las ruedas. En general es mejor el uso de presiones altas, lógicamente dentro de los márgenes recomendados según la cubierta. De esta forma, además de evitar el riesgo de un posible llantazo (de los peores "pinchazos" que puede uno sufrir), el riesgo de sufrir un pinchazo normal también suele ser menor.


También hay cubiertas y cubiertas. Es decir, algunos modelos de cubiertas son más resistentes a pinchazos que otros. Y también se puede decir que hay algunos modelos de cubiertas en los que es más fácil pinchar que en otros. Es un aspecto que puedes tener en cuenta cuando te toque cambiarlas.


Por otra parte, también hay cámaras de mejor y peor calidad y se nota. Y no solo se diferencian en la calidad de la goma, en muchos casos visible a simple vista, sino tambien en la estanqueidad de la válvula. Si la válvula es totalmente estanca la presión de las ruedas que pongas perdurará días, semanas, incluso meses; pero si no es así, cada dos por tres que vayas a coger la bici te tocará restablecer la presión de los neumáticos.


Fuente: http://fjalejandre.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada