martes, 1 de septiembre de 2009

10 errores en la dieta del triatleta



En el triatlón hay demasiadas cosas a tener en cuenta..... No se nos puede olvidar nada: bici a punto, zapatillas con las gomas, neopreno bien cerrado...... la lista antes de carrera es interminable, pero no todo se puede solucionar el día de la carrera. Al igual que tus entrenamientos diarios, la alimentación dará forma y calidad a tu cuerpo, al crecimiento de tus capacidades. Bien sabes que de nada vale ponerse firme con el entrenamiento sólo la semana antes, la preparación para un objetivo viene de lejos, y del mismo modo sucede con lo que comes y lo que no comes.




De entrada te damos una buena noticia: alimentarse de una forma óptima para el triatlón es muy fácil y casi mejor que decirte lo que debes hacer, que seguro que ya lo has oído antes, te vamos a decir lo que no debes hacer y así acabaremos antes, como sucederá en tus próximos triatlones si no caes en los siguientes diez errores.











Error 1 - Empezar a comer bien los dos días antes de la competición. Entrenas tanto que puedes permitirte comer grandes cantidades y no engordar un gramo, siempre tienes a mano comida preparada, el teléfono de la pizzería y salsas envasadas para añadir a los platos de pasta.......pero según se acerca el día de la competición te entra la mala conciencia y te da por comer pasta con aceite de oliva y fruta fresca........







Error 2 - Seguir una dieta baja en calorías antes de competir. Si eres una persona propensa a ganar peso, el triatlón es el complemento perfecto a una dieta para adelgazar para conseguir eliminar los michelines resistentes y perder la grasa más enquistada. Antes de una competición no es precisamente el mejor momento para comenzar una dieta de perdida de peso. El cuerpo necesita unas calorías básicas acumuladas con anterioridad para enfrentarse a una competición tan exigente como un triatlón, y si no tienes esas reservas, además de lo que hayas desayunado unas horas antes, verás como vas bajando de ritmo hasta quedarte "sin fuelle".







Error 3 - Cebarte la semana antes del triatlón. La carga de hidratos no es una excusa para ponerse hasta arriba de pasta y arroz y llegar con la tripa hinchada a la competición. Si la semana antes del triatlón vas a bajar el entrenamiento y te vas a dedicar a descanso activo, debes adaptar tu dieta al gasto calórico que tienes, como entrenas menos, tendrás que comer menos ¿no?.







Error 4 - Hacer un desayuno "muy especial". Es cierto que hay desayunar bien antes de la competición. Está claro que el desayuno es muy importante, pero mucho cuidado con los experimentos o hacer un buffet libre con un "todo en el plato" para acabar con la barriga llena. Puedes pagarlo con algo peor que una buena pájara: una digestión pesada que se lleve tu valiosa sangre al estómago, o una vomitona con diarrea incluida en plena competición.







Error 5 - No tomar suficientes proteínas. Este es un error común entre los triatletas, comer sólo hidratos y olvidarse de las proteínas. Las proteínas son nutrientes esenciales. Los hidratos siguen siendo la base de la alimentación del deportista, pero no descuides las proteínas porque son necesarias para cuidar tu musculatura, te ayudan a perder peso, te sacian, son necesarias para mantener el sistema inmunitario, entre otras muchas funciones. Las proteínas te ayudarán a aumentar la masa muscular y reducir el porcentaje de grasa corporal, a recuperarte antes y a ser más eficiente después de una sesión larga. Cuanta más masa muscular tienes y menos grasa, más rápidamente corres, nadas o montas en bici? ¿necesitas que defendamos a las proteínas con más argumentos?







Error 6 - Vivir a base de pasta durante la semana antes de la competición. La pasta no es que esté obsoleta, pero hay que abrir la mente a lo que ya se sabe de las nuevas fuentes de hidratos, proteínas y grasas sanas. Olvídate de comer sólo pasta, es un alimento procesado que se obtiene a partir del trigo, ni siquiera es un alimento fresco o natural. Puedes encontrar otros cereales menos procesados que te aportan hidratos de carbono junto a más vitaminas y minerales que la pasta..







Error 7 - Olvidarte de la nutrición post-entrenamiento. Muchos triatletas se preocupan mucho de la nutrición antes del entrenamiento y de la competición, pero una vez que acaban se olvidan completamente. Cuando trabajas tus músculos, se reorganizan los músculos para crear nuevas fibras musculares y se gastan los depósitos de glucógeno. Para recuperarte adecuadamente y estar listo para el próximo entrenamiento, es imprescindible tomar una comida específica post-entrenamiento.







Error 8 - Comer un plato único todos los días. También hay segundos platos y postres en la alimentación equilibrada. Además de hidratos puedes comer un pescado a la plancha, pollo o pavo, una tortilla francesa, etc. el plato único para un triatleta es insufi-ciente. Si haces 3 deportes, come 3 platos en cada comida principal: primero, segundo y postre.







Error 9 - Experimentar en la competición. Piensa que durante una competición exigente el estómago llega a "rechazar" incluso los alimentos más habituales. Es probable que hayas tragado un poco de agua salada, el frío en la tripa hasta que el mono se seca, luego el paso de la bici a correr? el cuerpo se pone a prueba, así que imagina si encima le añades cosas nuevas . No se te ocurra probar nada nuevo el día antes, en el desayuno o durante la competición. Hay muchas veces que guardamos un gel o una barrita especial, o muy cara, para el día de la carrera o alguien nos regala algo en la feria, o nos han dado una bebida energética en la bolsa del dorsal, etc. Puedes tener serios problemas.







Error 10 - No descuides la hidratación Es tan importante lo que bebes la semana antes de una competición de triatlón como lo que comes. Ya sabes que lo recomendable es tomar un mínimo de 2 litros de aguas al día, isotónicas y energéticas al margen, pero esa semana bebe un 20-30% más cada día. Hidrátate bien unas horas antes del desayuno, despiértate para beber un bidón de agua con un poco de sales y vuelve a dar una cabezada, pero no bebas compulsivamente dos horas antes de la salida. Si los nervios te secan la boca, da pequeños tragos con cuidado de no tragar aire.



Fuente Sport Life

2 comentarios:

  1. Gracias por la info, siempre está bien un recordatorio.


    Saludos!

    ResponderEliminar