miércoles, 2 de septiembre de 2009

En busca del "Neopreno" ideal


A tener en cuenta:

Flotabilidad: el neopreno debe permitirnos flotar, de forma que necesitemos menos fuerza para mantenernos a flote y podamos utilizar esa fuerza extra para avanzar más rápido.


Resistencia al agua: a menor resistencia al agua más avanzaremos con la misma fuerza de cada brazada. La resistencia al agua la marca el tipo de neopreno utilizado y la superfice del cuerpo cubierta por los diferentes tipos de neopreno. Se suelen utilizar gamas diferentes a lo largo del cuerpo, para economizar el traje.

Flexibilidad: cuanto más flexible sea un neopreno, menor fuerza necesitaremos realizar par movernos por el hecho de estar "dentro" de una estructura flexible. Cuanto más flexible sea, menos fuerza perderemos en mover el neopreno. Un detalle importante es que a menor flexibilidad del neopreno mayor será la fuerza a realizar para estirar el brazo tras el recobro. Ahora bien, el neopreno nos ayudará a realizar la brazada bajo el agua porque querrá recuperar su posición inicial.

Patronaje: el patronaje es un concepto en ocasiones olvidado, pero quizá sea uno de los más importantes, ya que cuantas más partes contenga un neopreno en su diseño, menos esfuerzo tendremos que hacer para nadar con él, y más ergonómico será éste.



Facilidad a la hora de quitárselo: no hay que olvidar que un neopreno ha de ser una herramienta que nos facilite realizar la parte de natación en menos tiempo. Para alcanzar ese objetivo también será necesario que el neopreno se pueda quitar de forma fácil camino a boxes antes de coger la bici. Para facilitar esta etapa, suele ser interesante impregnarse barzos y piernes en aceite para niños antes de ponerse el neopreno. Veréis qué fácil sale después.

Fieltro interior: le forro interior del neopreno marca el grado de flexibilidad permitido. A mejor flexibilidad en este forro, mejores prestaciones, mayor precio y normalmente, más delicado.

Grosor del neopreno: a menor grosor, menor flotabilidad pero mayor flexibilidad. Un correcto equilibro entre estos dos factores es fundamental.

Resistencia: los neoprenos suelen ser muy delicados cuanto más altas son sus prestaciones. Hay que conocer la forma de ponérselo y quitárselo y cuidarlo según sus instrucciones de uso. Se aconseja tener las uñas bien cortas antes de colocarse el neopreno.
Fuente WWW

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada