martes, 1 de septiembre de 2009

Entrenamientos de natación




Cuando hablamos de entrenamientos de natación, parece que hay tantos enfoques como entrenadores de natación. Unos te dirán que necesitas ser capaz de nadar todos los estilos, otros que solo es necesario el crol. Unos te dirán que solo hagas técnica o drills, otros que te limites a nadar. Unos dirán que no des patada, otros que la patada tiene gran importancia. Y está también el nado con cuadrante frontal… la natación kayak… codo alto… brazo recto… relajado…


Demasiados consejos contradictorios que te volverán loco.



La primera cuestión en temas de natación gira en torno a la técnica.

Algunos os dirán que la natación es “90% técnica”. Cuando preguntas acerca de qué se considera una buena técnica, normalmente te mostrarán un vídeo de Popov o Thorpe y te dirán que eso es un ejemplo de buena técnica. El principal problema con esta manera de enfocarlo es que la mayoría de los triatletas están a años luz de Popov o Thorpe, por no mencionar un detalle fundamental: la natación del triatlón no se practica en una piscina, sino que hay que nadar en aguas abiertas




Por lo tanto, para buscar pistas acerca de lo que tenemos que buscar para la natación en triatlón, vamos a echar un vistazo a la clase de atletas especializados en la disciplina más cercana al sector de la natación en triatlón: los nadadores de aguas abiertas. Si estáis acostumbrados a observar la natación de los triatlones, la primera vez que observas a los nadadores puros de aguas abiertas te darás cuenta de un par de cosas. La primera es lo malo que parece su estilo. Esa gente no parece Popov o Thorpe. Parece que dan unas brazadas horribles, miran hacia delante más de lo que necesitan, etc. La segunda cosa que advertiremos es lo rápido que nadan comparado con los triatletas. Cuando están bordeando una boya, parece que están yendo el doble de rápido que cuando Faris AL-Sultan bordea la barca liderando la natación en Kona. Si les ves tomar la salida, sabrás que dejarían tirado al primer grupo en competiciones ITU. Entonces, si los mejores atletas en esa disciplina nadan de esa manera, ¿por qué querríamos los triatletas nadar como Thorpe o Popov?. Claramente su “mal” estilo de natación no les impide ser rápidos.



Cuando comencé a entrenar triatletas en la piscina, comencé con el habitual periodo de técnica.

El libro Total Immersion fue mi biblia. Teníamos días en los que solo hacíamos técnica. Las sesiones no superaban los 2400m porque sentía que mis nadadores empezarían a perder estilo. Mis nadadores se volvieron extremadamente competentes en dar patada lateral, nadar con un brazo, contar brazadas. Como hacía tests periódicamente, ver lo lenta que era su mejora se convirtió en una frustración para mí. Entonces tal vez esa no era la solución. A lo mejor la solución era nadar más. Así que, poco a poco, temporada a temporada, iba incrementando el kilometraje. Y adivinad, ¡comenzaron a mejorar con rapidez!. Resultó que tratando la natación como cualquier otro deporte aeróbico y planificando el entrenamiento adecuadamente obtenía mejores resultados que enfocándome en la técnica







La natación es una habilidad difícil de adquirir, especialmente para aquellos que han comenzado tarde. Es una habilidad que es necesario practicar. Mucho. El problema con los drills es que cada drill es una habilidad diferente que aprender. De este modo, si introduces diferentes drills en tu rutina de entrenamiento tendrás que aprender muchas habilidades diferentes, no sólo una. Por supuesto se puede discutir que los drills tienen una transferencia positiva a la brazada normal. Pero aquellos que han usado drills durante mucho tiempo sabe que esa transferencia al nado normal es un poco “hacerse ilusiones”.



Un drill puede utilizarse para mostrar al nadador un defecto particular de su brazada, pero la corrección viene por realimentarla al estilo completo no esperando que el drill transfiera la corrección a la brazada.A través de los años que he estado entrenando triatletas, he tenido la suerte de que mis atletas tuvieran una gran progresión en su natación. Todos ellos han progresado por el compromiso que han tenido con la natación nadando más. Algunas personas dirán: “bueno, ellos nadan más rápido porque están en mejor forma, no porque tengan mejor técnica”. Esto es un poco simplista. Lo que ocurre es que ellos mejoraron en su estado de forma y en su técnica, porque en un deporte como la natación, no puedes hacerte más rápido simplemente mejorando uno de los dos factores.



Probablemente su estilo se mantendrá, o incluso parecerá empeorar según vayan mejorando, pero mientras el triatlón no tenga puntos artísticos, seguiré enfocándome en hacer a mis atletas más rápidos.Ahora que estáis de puente no quiero aburriros más pero, aunque ya he hablado de esto un montón de veces, algún día os contaré aquí mi experiencia y mi opinión sobre el TI. Ésta puede resumirse en "TI es genial para los primeros meses de contacto con el medio acuático, porque te ayuda a superar el nerviosismo del principio y te ayuda a encontrar el equilibrio y a superar el periodo de guerra con el agua pero, una vez que ya sabemos flotar, o metes caña o no nadarás rápido nunca! (sin olvidar toques de técnica muy necesarios para mejorar nuestros defectos particulares o reforzar nuestros puntos débiles


Fuente: Aguas Abiertas en Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada