martes, 14 de junio de 2011

¿Ejercicio físico y osteoporosis son compatibles?







Si, siempre que se tengan en cuenta que muchas de las personas con osteoporosis probablemente tienen una condición física por debajo de la media de las personas de su edad, debido al descenso de la movilidad, común en personas diagnosticadas de esta enfermedad; por ello, en este tipo de personas es muy aconsejable un programa de ejercicio físico de baja intensidad al menos durante las primeras semanas. Es un hecho generalmente aceptado que el ejercicio físico practicado regularmente puede retardar o quizá detener la pérdida de densidad ósea relacionada con el envejecimiento.



¿Qué es la osteoporosis? ¿Qué consecuencias tiene?



La osteoporosis (hueso poroso) es una enfermedad en la que se va perdiendo masa ósea y el hueso se vuelve más poroso, delgado y frágil, perdiendo la resistencia a los golpes y fracturándose con facilidad.La masa ósea de una persona va aumentando a lo largo de su vida hasta llegar a un "pico máximo" alrededor de los 30 ó 35 años. A partir de esta edad (30-35 años) existe de forma natural una progresiva pérdida de masa ósea.



Cuando la pérdida progresiva se acelera, lo cual ocurre con ciertas enfermedades o hábitos de vida o en el caso de la mujer al llegar a la menopausia, puede llegarse a la osteoporosis en edades precoces.La osteoporosis es la principal causa de fracturas de huesos de la muñeca, columna y cadera en mujeres después de la menopausia.



Los tres pilares básicos en la prevención y tratamiento de la osteoporosis son:



1. Ejercicio físico.



2. Dieta adecuada con adecuado aporte diario de calcio.



3. Estilo de vida.





Ejercicio físico



El ejercicio físico, adecuado a la edad y características de cada persona, practicado de forma regular, es muy importante para mantener los huesos sanos.No debemos olvidar que así como la masa muscular se pierde por hipo movilidad o sedentarismo....”Los huesos, si no se usan, se pierden".



Son recomendables los ejercicios como: caminar, subir y bajar escaleras, danza, aerobic, natación, hay quienes opinan que los ejercicios con pesos controlados y adaptados a cada persona y su condición física y edad son de gran ayuda. Sin embargo, están contraindicados los ejercicios que incluyan flexiones, saltos o movimientos bruscos. Además de lo referente a la dieta y al ejercicio físico que acabamos de comentar, hay diversos aspectos de la vida que deben de modificarse para prevenir la osteoporosis como dejar de fumar o beber alcohol en exceso, y vigilar en la vida diaria las posturas que se adoptan tanto en reposo como durante el ejercicio. Estas medidas posturales evitarán dolores y reducirán el riesgo de fracturas.



Dado que la osteoporosis se define como una disminución de densidad de la masa ósea ("hueso poroso"), para saber si una persona tiene osteoporosis debemos recurrir a un método que nos permita valorar su masa ósea.En este sentido, debemos advertir que, en contra de lo que muchas personas creen, las radiografías normales que se hacen a una persona cuando presenta algún traumatismo o algún dolor NO SIRVEN para hacer un diagnóstico precoz (en las primeras fases) de la osteoporosis.



Existen varias formas de valorar o medir la Densidad de Masa Ósea (DMO):



- Densitometría fotónica simple (DFS).



- Densitometría fotónica dual (DFD).



- La Tomografía computadorizada cuantitativa (TCC).



- La Absorciometría de doble energía de rayos-X (DEXA).



- Los métodos basados en ultrasonidos.



Como ya hemos mencionado, la clave para evitar la osteoporosis se resume en tras factores simples y que están a la mano de todos, ejercicio, una alimentación adecuada y un estilo de vida sano.Recuerde que la osteoporosis nos predispone a sufrir fracturas y que estas nos pueden inhabilitar permanentemente y cambiar nuestro estilo de vida.



Moverse es la solución.
Fuente: Acondicionamiento Fisico Integral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada