martes, 23 de agosto de 2011

El poder de la Mente

mente


Existen 2 pilares en los que se centra el buen entrenamiento:
 -Pilares activos: pilar Físico y pilar Técnico
 -Pilares pasivos: pilar Táctico o estratégico y pilar Psicológico 
El pilar psicológico es el más desconocido de los 4, así pues cuando hablamos de"entrenamiento" el 95% de la gente piensa en el pilar físico y no en los restantes planos del entrenamiento.
Muchos de los errores y pérdidas de tiempo y esfuerzo en la planificación del entrenamiento se deben seguramente al no haber tenido en cuenta los pilares pasivos en la preparación.
Los atletas profesionales movilizan todos sus recursos para llegar a un fin. Nosotros no vivimos de esto pero porqué no explotar los recursos que tenemos y que sabemos que existen. Aún así no todo son éxitos para los atletas profesionales: recordáis como M.Fiz o Julio Rey perdieron medalla en Juegos Olímpicos y Ctos. Europeos o Mundiales por no estar tácticamente "al loro", o  cuantas pruebas de 1500mts no se ganan por errores tácticos. 
marco_olmo
Desde el primer día es ideal que los objetivos a perseguir y el plan de entrenamiento lleven un toque "táctico" a la hora de confeccionarlos.
Aunque el pilar táctico sea más pasivo que activo, nos sirve de enlace entre la preparación física (nuestras capacidades fisiológicas) y el pilar psicológico (el saber bien el porqué de mis voluntades y el convencimiento pleno de mi ejecución), veamos dos ejemplos:
1/ Si tácticamente preparamos unos tiempo de paso acordes para conseguir un tiempo objetivo, primero tenemos que estar físicamente preparados para cumplirlos, y después psicológicamente mentalizados, convencidos de que podemos cumplir esos tiempos de paso y auto controlados a no ir más deprisa.
2/ Hay veces que es necesario hacer un cambio de ritmo para entrar en una senda en las primeras posiciones y no perder tiempo.
Por ello creemos que el pilar táctico es uno de los ingredientes que a veces no se tienen en cuenta y es nuestro deber que no lo descuidemos.
Si nos centramos ahora en el más decisivo de los aspectos (el mental) cuando hablamos de la buena valoración y creencia en nosotros mismos, el dominio de nuestras voluntades y el porqué de las mismas (fuente de nuestra motivación) son cuestiones de las que se encarga la mente,  la cual trabaja en el campo del pilar psicológico.
Nuestra mente está constantemente presente en cada sesión de entrenamiento, en cada interpretación de cada cosa que nos ocurre en la vida diaria (trabajo, familia, amistades, salud etc.) nos acompaña día a día, ayudándonos o entorpeciéndonos nuestras acciones, y como no esta ahí presente en el aquí y ahora de nuestro objetivo. "Ella" es la que dice si voy bien o voy mal, la que magnifica las buenas o las malas sensaciones, en definitiva, decide si me retiro, si sigo mi plan establecido o si me voy a por el tío ese que llevo delante.
Nadie sabe hasta donde llega nuestra mente, pero sí sabemos de su existencia y que con un buen conocimiento de  su funcionamiento le podemos sacar más partido, por tanto todos los recursos mentales que se tengan en cuenta y que se conozcan y practiquen en los meses anteriores al objetivo serán de los que dispondremos al día "D".
Como sabéis las diferencias entre gente élite están normalmente en los recursos psicológicosque usan, y como los usan en beneficio propio.
¿Como pensáis que Serge Girard es capaz de correr durante 120 días por el desierto a una media de 75km al día? Este señor tiene un conocimiento muy alto de su ser, y por tanto dispone de unos recursos psicológicos abundantes. El trabajo de estos recursos es lo que ha provocado que él se conozca tanto como para afrontar proyectos así de inciertos e inhumanos.
tino_cabratrail
En momentos malos, podemos dialogar con nosotros mismos y proponernos usar algunas sencillas estrategias mentales para que nuestro trote no decaiga en calidad:
 - Podemos pensar en otra cosa: desviar la atención hacia el paisaje
 - Regularnos: intentar dominar mi pulso y la respiración
 - Elaborar una imagen mental: Imaginar que dentro de 10 min estaré mejor (este sistema cognitivo, depende de vuestras expectativas de éxito).
Todas estas técnicas las pondremos en práctica en condiciones óptimas, es decir en entrenamientos físicos de más de 3 o 4 horas. El dominio de estas técnicas nos garantizarán una mayor seguridad en nosotros mismos cuando la fisiología empiece a no rendir tanto a partir de las 3- 4 horas de prueba, y sea la cabeza la que dirija al cuerpo.
 Fuente Luis-Bichillo-
Textoy Fuente: Corredor de Montaña

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada